La actividad cinegética cuenta con un plan para la temporada 2013-2014

La actividad cinegética aragonesa cuenta con un nuevo plan para la temporada 2013-2014, según ha informado el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón.

Asimismo, ha explicado que la caza se consolida como una de las prácticas tradicionales e importantes para la Comunidad autónoma y para el medio rural. “Y es que se trata de una actividad con numerosos adeptos, y que supone una aportación sustancial a la economía aragonesa”.

Como cada año, el Gobierno de Aragón realiza el Plan General de Caza para la temporada. Para 2013-2014, este proyecto, que ya ha sido publicado en el Boletín Oficial de Aragón, cuenta con algunas novedades con respecto al de la temporada 2012-2013.

De esta forma, se amplía el periodo de caza de las hembras de corzo a rececho, esta modalidad se podrá realizar del 15 de septiembre hasta el cuarto domingo de febrero. Anteriormente, concluía el 15 de noviembre.

También se especifica el horario para las esperas nocturnas, podrán ser durante toda la noche, siempre y cuando se estén produciendo daños a los cultivo.

Asimismo, se incorpora un nuevo artículo, el 15, y anejo, el 8, mediante el que se señala qué documentación debe amparar el transporte de las piezas de caza mayor, desde el lugar de la cacería hasta el hogar del cazador para su consumo.

Por otro lado, se señala el punto en el que pueden abandonarse en el campo la carne, vísceras, huesos y demás restos de caza mayor para el fomento de especies necrófagas, que tiene que ser lejos del agua, en un lugar accesible para las aves.

En los cotos de caza menor se podrá solicitar control de ciervo y cabra montés por daños. Se debe a la gran expansión de estas dos especies y a que, en ocasiones, resulta necesario poder controlar, por los daños que producen a los cultivos.

CAZA DE JABALÍ

Otra de las novedades es el cambio de criterio en la caza de jabalí con nieve, que se aplica por término municipal, ha indicado el Gobierno aragonés.

Así, el criterio ya no es de altitud (800 metros en Zaragoza y Teruel y 1.200 metros en Huesca), cuestión que hacía difícil saber a un cazador cuándo estaba por encima de la cota establecida y si podía abatir el jabalí o no. Ahora se habla de términos municipales enteros.

En concreto, los términos municipales del anejo 9 presentan territorios por encima de las alturas anteriores (800 metros en Zaragoza y Teruel y 1.200 metros en Huesca).

En este punto, el Ejecutivo autonómico también ha añadido que, en este plan, para la temporada de caza 2013-2014, se veda la Balsa del Coderón.

El Consejo de Caza de Aragón, un órgano de participación social compuesto por cazadores, ecologistas, agricultores y expertos en materia cinegética, ha dado el visto bueno a este plan.

    Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *