Los ecologistas denuncian que la caza de ciervos no sirve para recuperar el urogallo

Los ecologistas asturianos denunciaron ayer que «la eliminación de ejemplares de ciervos desde el pasado mayo que lleva a cabo el Gobierno del Principado en varios espacios naturales y que tienen como supuesto fin la recuperación del Urogallo cantábrico, a la vista de los datos no ha dado resultado alguno más que la muerte de los ungulados, incluidas muchas hembras preñadas o con crías, vulnerando la disposición de vedas 2013/2014».

Una decena asociaciones ambientales de Asturias han querido incidir en que «se ha procedido con falta de coherencia, adoptando solo aquellas medidas que tienen menor repercusión en los fines a conseguir y dejando de lado aspectos particulares que sí se ha demostrado que inciden de forma determinante en el declive de la especie, como son los incendios forestales y generalizadas quemas de matorral que desertifican el suelo, las emisiones de gases a la atmósfera que aceleran el cambio climático o la excesiva carga ganadera que invade las zonas boscosas».

Los ecologistas cargaron también contra el diputado de Foro, Albano Longo, y calificaron de disparate su argumentación «basada en la catalogación del urogallo como cinegética». «La caza, tanto autorizada como furtiva, fue una de las causas de la precaria situación de viabilidad futura en la que se encuentran esta y otras muchas especies de fauna en el Principado», aseguraron los ecologistas, que agregaron que «despachar la defensa del urogallo cantábrico promoviendo la caza sobre la especie, además de demostrar una carencia absoluta de sensibilidad ambiental, supone un desconocimiento alarmante de los aspectos básicos de la etología de la especie y es ponerla mas al borde de la desaparición de lo que ya esta en la Cordillera», finalizaron.